Rendimiento en caída libre

“Tirados en la cancha” es la frase que más resonó entre los hinchas que vieron el empate ante Temperley el día de ayer. El dibujo táctico de Montero, con el diario del Martes, parece no haber sido el ideal y conspiró contra el mismo funcionamiento del equipo.

El equipo fue de mayor a menor, empezó fulgurante y dominando todos los metros del campo de juego pero se fue diluyendo con el correr de los minutos y el gol de Zampedri lo metió en un letargo aún más profundo. En la línea de 4 del fondo hay poco para destacar, un correcto Ferrari, un Leguizamón que cumplió pero que en el mano a mano sigue siendo vulnerable como demostró al perder en la entrada del área con un posterior remate que se estrelló virulentamente en el palo. Martínez sigue demostrando un gran nivel pese a no ser su posición aunque comete algunos errores posicionales típicos de un jugador no acostumbrado, mientras que Parot demuestra ser un jugador interesante en la faceta defensiva como ofensiva pero se nota que le cuesta adaptarse al fútbol argentino y hasta, a veces, parece que le da lo mismo estar en el verde césped o no.

En la zona de volantes está el mayor problema y fue en dónde se dio la peor producción. El supuesto rombo de Montero del cual hablaban los periodistas no existió, tres volantes interiores a los cuales no se les puede pedir despliegue fueron los que ocuparon esos lugares. Gil que demuestra tener buen pie pero que le falta velocidad para hacer la banda y el cansancio lo fue nublando cada vez más, un Romero que parece perderse en la cancha corriendo a los rivales para todos lados, llegando tarde y abusando del juego brusco que lo hace siempre merecedor de un cartón amarillo con faltas inexplicables en lugares poco comunes. Por último destacar la cuasi prendida fuego que la posición le propinó a Colman, un jugador que no tiene que tener la obligación de correr rivales y cortar juego, aquí se vio la peor versión del 10 auriazul. Cuando Colman se reacomodó a lo que es su posición habitual fue prácticamente uno de los mejores del partido; metió un gran pase gol filtrado a Zampedri y creó juego los últimos veinte minutos, hasta tuvo la victoria cuando gambeteó a dos rivales y remató con gran precisión pero la pelota impactó en el ángulo.

Párrafo aparte para Federico Carrizo, en franca caída de su rendimiento, que Montero lo haya dispuesto de enganche fue el determinante para que ayer haya irritado a gran parte de la parcialidad canalla. Cometió todos los errores que podía, muy impreciso con la pelota en los pies y hasta llamaba la atención que era incapaz de parar una pelota, todas deficiencias muy raras en el Pachi que parece salvarse de una estadía en el banco de suplentes porque Camacho está lesionado. Lo mejor de Carrizo ayer se vio cuando se volcó como extremo por izquierda y pudo desequilibrar en contadas ocasiones.

Arriba se vio a un Zampedri con capacidad de gol, de hecho marcó el único tanto del canalla y luego lo vimos enfrascado en una lucha cuerpo a cuerpo con Aguirre; es de los refuerzos el único que cumple con lo que se esperaba de él. Del lado de Marco Ruben, tenemos un delantero que sigue en racha negativa y pese que ayer tuvo dos situaciones claras de gol no pudo convertir. Para destacar es que su posición no es la habitual y se lo ve saliendo bastante del área para aguantar el balón e intentar crear juego más que como el referente de área que nos tenía acostumbrado en las pasadas temporadas. Para colmo de males, lo siguen afectando las molestias físicas y ayer salió con un dolor en la zona intercostal.

Rosario Central lleva 8 partidos sin ganar por el torneo local, con 7 empates y 1 derrota. Desde mitad de Mayo no puede sumar de a tres, en aquella ocasión vapuleó 4-1 a Racing en el Gigante de Arroyito. “Siendo sincero estoy convencido de que hay que seguir por este camino, eso me deja sereno. Hay que conseguir los 3 puntos”, declaró el DT al finalizar el encuentro.

 

1 pensamiento en “Rendimiento en caída libre”

  1. Es una de las mejores épocas económicas de las ultimas décadas en Rosario Central, es lamentable que estemos tan mal futbolísticamente, deficiencias tácticas, físicas y estructurales del equipo nos dejan mal parados, no quiero imaginar cuando se termine este envión económico, donde vamos a terminar?
    Hasta cuando hay que esperar para que en AFA consideren a Central, ayer otro arbitraje perjudicial y van ?????

Los comentarios están cerrados.