Empate amargo en Junín

Sobre el final pudo ganarlo con las ocasiones que desperdició Teo Gutiérrez.

El colombiano venía haciendo un buen partido pero tuvo un mal final (Foto: La Capital).

Tener un buen pateador es un plus para cualquier equipo. Sarmiento de Junín lo tiene, y es Gervasio Núñez. Ya se sabe que el ‘Yacaré’ es buen ejecutante, metió varios goles por esa vía. Parece que no fue apuntado por el cuerpo técnico o que los jugadores desobedecieron, porque cuando hay un ejecutante de esas características, lo principal es no cometer infracciones cerca del área.

La falta que terminó en el primer gol del Kiwi la cometió Cristian Villagra, que jugó un partido horrible por vez mil. La otra infracción la cometió Camacho, que lo tocó apenas al rival y se dejó caer. El primer tiro libre fue al palo del Ruso, que tenía la visión obstaculizada por la presencia de camisetas verdes en la barrera azul y amarilla. Y en el segundo el arquero no tuvo nada que hacer, fue un pase al ángulo.

Central tuvo buena circulación de pases y elaboración de jugadas, eso es un avance en este equipo que dirige Montero. Llegó varias veces a zona de gol luego de una combinación de pases. Teo empezó bien, asistiendo a Carrizo y generando peligro en todo momento, pero en el segundo tiempo estuvo muy errático. Bordagaray apareció una sola vez en todo el partido: en la jugada de su gol, que escapó y definió.

Pinola dijo luego del final del juego, que el plantel apuntaba a este partido como “de quiebre”, necesitaban la victoria. Es que el equipo viene mostrando una pálida imagen, y era una buena chance para seguir escalando en la tabla y cambiar el rumbo trunco que viene teniendo Central. No se pudo, pero hay cosas para rescatar. En cuanto a generación de juego, este fue el mejor partido que tuvo el elenco de Montero.

Dato: La última vez que a Central le convirtieron un doblete de tiro libre fue cuando perdió 2-1 en el Nuevo Gasómetro con los goles de Adrián González. El DT del Ciclón era Miguel Ángel Russo y el de Central Pablo Sánchez.

Por Charco.