El sprint final de Rosario Central

El Torneo de Primera División ingresa en su etapa final, restan 10 fechas, según desde donde se lo mire puede parecer poco, o mucho. Lo cierto es que quedan 30 puntos en juego y el tramo final para el Canalla no es nada fácil.

Rosario Central volvió a sumar de a tres y ya acumula 5 partidos sin conocer la derrota, si bien el equipo todavía muestra muchas falencias defensivas y ofensivas, llega al arco rival, genera situaciones (malogra muchas) y gana con justicia aunque luego termina sufriendo por no saber cerrar el resultado. Pero los números no mienten e indican una gran mejoría en relación a lo que se venía viendo del Canalla en el ámbito local. Desde la primera fecha hasta la última que se jugó en el 2016 (14ta), el equipo de Coudet solo cosechó 3 victorias (2-1 con Patronato, 5-0 con Arsenal y 2-0 con Belgrano). Con la llegada de Paolo Montero Rosario Central disputó 6 partidos hasta el momento, obteniendo 4 triunfos, un empate y una caída en el debut ante Godoy Cruz. Claro que hay que tener en cuenta los momentos, en aquel momento con el Chacho como DT el claro objetivo fue la Copa Argentina y el torneo local quedó descuidado, lo que se ve reflejado en los números.

Sin embargo no hay que dejar de destacar el trabajo del uruguayo desde su arribo, que con un plantel que perdió piezas claves como Álvarez, Montoya y Lo Celso y se intentó reacomodar con las llegadas de Leguizamón y Carrizo, viene realizando una muy buena campaña en este 2017, y para que el panorama sea más claro retrocedemos hasta la fecha 14 del torneo, donde el Canalla se ubicaba en la 22º posición con 15 puntos, y ahora se encuentra 13º con 28 unidades, a 2 del último cupo para la Sudamericana 2018 y a 9 de la última plaza para la Libertadores 2018.

El próximo fin de semana comenzará la recta final del certamen, las últimas 10 fechas dictaminarán al campeón, los clasificados a las copas y los equipos que perderán la categoría. Y si bien siempre se trabaja mejor con victorias a cuestas, Montero deberá corregir rápido los errores que el equipo todavía sigue mostrando, ya que el fixture que le queda al equipo no es nada sencillo y tiene por delante partidos claves con rivales directos, además del clásico.

El siguiente escollo será Gimnasia y Esgrima de La Plata, este sábado desde las 20:30hs en el Gigante, una parada más que complicada teniendo en cuenta que el Lobo no ha perdido en lo que va del año, acumula 8 partidos sin perder y a pesar de marcar pocos goles explota bien sus virtudes y se abroquela bien atrás cuando consigue la ventaja. Ubicado en la 7º posición con 34 puntos los de Alfaro pugnan por ingresar a la próxima Libertadores. Tras este encuentro Rosario Central volverá a ser local frente a un Aldosivi que cada vez se hunde más en las posiciones y en los promedios.

Y acá comienza el duro cuarteto de partidos, ya que en la fecha 23 el Canalla visita a un San Lorenzo metido en la pelea por el campeonato, pero además, un rival al cual no se le gana desde el Clausura 2010 y que en su cancha Central no suma de a tres desde el Clausura 2005. Y el fin de semana siguiente se disputará una nueva edición del clásico rosarino en el Parque Independencia con todo lo que este partido significa.

Seguimos el camino y en la jornada 25 el rival será Racing, que viene en levantada y busca la clasificación a la próxima Libertadores. Y para culminar, el Monumental albergará un choque entre canallas y millonarios con muchos alicientes, los 20 años de Central sin ganar en dicho estadio, la vuelta de Teo Gutiérrez al mismo, y volver a enfrentar a quien fue el ganador de la última Copa Argentina en la final ante el Canalla.

Por último el equipo de Montero enfrentará a Colón, Banfield y Talleres, tres elencos que se encuentran en la parte alta de la tabla con similares aspiraciones y cerrará el torneo visitando a San Martín de San Juan.

Por Agustín Mónaco