Dos que quieren volver

Ya corre el mes de Junio y si bien falta para el final del Torneo, en el que Rosario Central pelea por ingresar a la competencia internacional, el plantel sabe que tendrá una depuración y que llegarán nuevos jugadores a sumar al esquema de Montero.

En ese contexto, Montero y Cetto ya tuvieron una reunión preliminar para acercar nombres y posiciones pero como bien dijo el DT, no hablarán de nombras hasta finalizada la presente competencia.

Pero ya hay dos nombres que circundan la atmósfera auriazul, son dos jugadores que ya tuvieron su paso por Arroyito y que se mueren por volver, de hecho están a la espera de hacerlo con el deseo a flor de piel.

El primer caso es el de Emiliano Vecchio. El jugador tiene contrato con Santos de Brasil pero no contará en el futuro próximo, por lo que su Representante negocia un préstamo sin cargo para que tenga un año en su Rosario Central querido. El enganche de 28 años tiene un largo recorrido por el fútbol, debutó muy joven en nuestras filas, pasó al Fuenlabrada y luego al Rayo Majadahonda (ambos del ascenso español), lo adquirió Corinthians pero lo cedió al ex- Gremio Prudente (no confundir con el conocido Gremio) en donde no tuvo participación. Un todavía muy joven Vecchio llegó a Defensores de Villa Ramallo en donde consiguió el ascenso al Torneo Argentino A (hoy Federal A). Tras dos temporadas en el ascenso argentino cruzó la cordillera y pasó a Unión Española en dónde tuvo una buena temporada lo que motivó al Colo Colo a adquirirlo. En el Cacique tuvo su mayor rendimiento de la carrera, incluso siendo campeón en dos oportunidades. En 2016 llegó por seis meses al Qatar Sports Club y a mitad de año lo compró Santos de Brasil en donde tras un bajón de rendimiento y una pelea con su entrenador quedó marginado del primer equipo.

El otro que espera un llamado de la CD auriazul es Tomás Costa. El volante debutó con nuestra casaca en 2006 y, dos años después, cruzó el charco para defender los colores del Porto en donde tuvo una buena participación y consiguió cuatro títulos. Sobre el 2010 fue cedido al Cluj de Rumania y posteriormente a la Universidad Católica de Chile. Colón decidió hacer un esfuerzo y conseguir su ficha pero sólo estuvo un año ya que volvió a la Universidad Católica en lo que fue una larga estancia, hasta que Peñarol decidió hacerse de sus servicios en 2015. Tomás Costa fue quedando marginado sobre el final de su estadía en el conjunto uruguayo y tras rechazar ser enviado al plantel de Reserva, el volante de 32 años decidió rescindir su contrato. Ahora tiene sobre la mesa una oferta de Santiago Wanderers del fútbol chileno, pero Tomás espera unos días más para ver si llega el llamado de Central y reincorporarse a las filas auriazules.