Derrota durísima

Central perdió en la cancha, perdió a Lo Celso y a Chacho para la fecha que viene, y encima dos de los tres goles que hizo Estudiantes fueron regalos con envoltorio azul y amarillo.

rcedlp

Estudiantes fue mejor que Central. Montoya abrió el marcador con otro golazo de media distancia, se le está haciendo costumbre. A pesar del mal partido de Lo Celso, el equipo de Chacho logró profundidad en varias oportunidades. En una de esas, Ruben paró un pase de Martínez, y definió con poco ángulo. La firmeza, la precisión y la solidez de la defensa, nuevamente fueron inalcanzables.

Los primeros goles del equipo de Vivas fueron por dos groseros errores: En el primero Sosa salió en falso y Damonte la mandó a guardar después de recibirla en soledad. En el segundo, Camacho la perdió en los albores del área grande y provocó que la defensa tenga que salir a salvar las papas como sea.

Martínez tuvo un buen partido. Asistió a Ruben y quitó en reiteradas oportunidades a lo largo del partido. Por rendimiento no se sintió mucho la ausencia de Musto, por presencia sí.

En una de las últimas jugadas, Herrera recibió una clara infracción dentro del área que Diego Abal no cobró. Además, generó muchísima polémica en la expulsión a Lo Celso, porque no midió con la misma vara todas las infracciones del encuentro. Las que le hicieron al 10 no las sancionó de la misma forma que las que cometió el.

Y por si fuera poco, a la ausencia de dos pilares canayas como Musto y Lo Celso, se le suma la del Chacho, que no podrá estar dando indicaciones desde adentro en el clásico del domingo 23 de octubre.

Por Charco.