Central volvió a dar lástima en la Superliga

La victoria ante Boca trajo mucha alegría pero ya quedó atrás. Hoy había que ganarle a San Martín pero se volvió a perder jugando muy mal.

Rosario Central se puso en ventaja con gol de Zampedri después de un centro de Gil. En el primer tiempo el nuestro fue superior a los locales. A los 15’ del complemento Paolo Montero decidió sacar a Herrera por Carrizo para tener más posesión de pelota, pero con ello también hizo al equipo más defensivo.

Que se entienda, el DT mandó a sus jugadores a defender la mínima ventaja de 1-0 contra un humilde San Martín de San Juan. Encima quedaban unos largos treinta minutos por jugarse. Desde aquí no se apunta a que sea una consecuencia, pero después de ese cambio, Central sufrió la expulsión de Alfonso Parot, y el empate 1-1.

El lateral chileno se fue por doble amarilla, las dos tarjetas que le sacaron fueron por infracciones de guapo, con la pelota lejos. Enseguida que el canaya se quedó con 10, vino el gol de los sanjuaninos con gran responsabilidad de nuestro arquero Rodríguez. Salió a cortar el centro, se quedó a mitad de camino y su arco quedó indefenso.

No nos dejaron respirar que se pusieron 2-1. Gol de cabeza inatajable para el ‘Ruso’, esta vez no tuvo mucho que hacer. Ahora sí ese cambio apresurado de Montero estaba haciendo efecto. Central perdió agresividad, y con ese cambio de delantero por mediocampista, se vinieron con todo.

Como si fuera poco, nos quedamos con 9 con la expulsión de Fernando Tobio. Despejó una pelota dividida y el recorrido de su pierna generó una jugada peligrosa que para Pompei fue roja. Con 2 menos, el DT canaya hizo la inversa que hacía unos minutos. Sacó a un mediocampista (Romero) y metió a un delantero (Coscia).

Con otro centro de ‘Colo’ Gil casi llega el 2-2 para los nuestros, pero el palo dijo que no. Sobre el final del encuentro, en un mano a mano, Rodríguez llegó tarde y derribó al delantero del conjunto sanjuanino. Ardente cambió el penal por gol y 3-1 para los locales.

Sobre 15 puntos, Rosario Central solo sumó 3 unidades. Además de la baja posición en la tabla, el equipo no logró protagonizar buenas actuaciones ni siquiera contra los flojos rivales contra los que se enfrentó. Montero no solo tiene responsabilidad sobre el funcionamiento y la baja producción de puntos, sino que también fue el máximo responsable en la contratación del arquero que no convence a nadie.

Por Charco.