Carrizo en stand by

Es cierto que no hay que descartar la llegada del jugador Federico Carrizo, pero algunas indefiniciones han hecho trabar la negociación con Boca Juniors.

Es que el conjunto canalla no está dispuesto a realizar una erogación considerable como pide el club xeneize. La alternativa que pretende Boca es vender el 60% en más de 2 millones de dólares o, al menos, una porción mayoritaria de lo que le queda del jugador. Mientras tanto, Central preferiría un gasto menor o incluso lograr un préstamo por el jugador. Esta alternativa es la más difícil porque Carrizo tiene contrato hasta Diciembre y para eso debería renovar con Boca algo que no es factible.

Otro punto en contra para que el canalla realicé una gran inversión en el jugador, es el abultado sueldo que deberá pagarle en caso de obtener su ficha, los números si bien no trascendieron están prácticamente arreglados con el jugador. Pero por el momento esta negociación se encuentra en stand by, lo que no quiere decir que no pueda reactivarse y culminar con la firma del volante ofensivo. La Dirigencia auriazul sigue siendo optimista y el propio Montero declaró que espera por el jugador, tal vez por esto se realice un esfuerzo para cerrar el segundo cupo de refuerzos.

Por las dudas la dirigencia canalla se encuentra evaluando otras alternativas. A los nombres que ya sonaron se le agrega el caso de Martín Benítez, quien no sería tan tenido en cuenta por Holan pero Independiente lo quisiera ubicar en el exterior. Además siguen vista un volante que juega en el exterior, posiblemente en Europa, cuyo nombre se encuentra reservado para evitar competencia en caso de avanzar por él.