Carlos Aimar: “Esto en el fondo es un negocio”

Carlos Daniel Aimar charló en exclusiva con Info Canaya Radio tras haberse cumplido 82 años desde el natalicio de un ídolo como Carlos Griguol. Pero además de dejar lindas anécdotas sobre Timoteo, contó, desde su experiencia al haber vivido en Rosario y ahora estar instalado en Buenos Aires hace mucho tiempo, que la diferencia que existe en la opinión de los periodistas porteños para con los equipos rosarinos se debe a que “en el fondo es un negocio”. También demostró su alegría con la llegada de Bauza a la Selección y admitió que le sorprendió para bien el inicio de Coudet como director técnico.

5769c1957aa0d_795_530-copia-5-copia-copia-copia
Foto: Marca

Un 4 de septiembre pero de 1934 nacía en Las Palmas (Córdoba) Carlos Timoteo Griguol, quien luego sería un ícono de la historia de Rosario Central, siendo el DT del plantel campeón en el Torneo Nacional 1973. Y para homenajear al querido Timo, en el décimo programa de Info Canaya Radio tuvimos el placer de dialogar en exclusiva con Carlos Daniel Aimar. “Yo tengo una historia muy linda con Timoteo, para mí futbolísticamente hablando es como si fuera mi viejo“, fue lo primero que expresó el Cai, ya dejando entrever la emoción que le provoca hablar y recordar sus mejores épocas con el viejo.

Aimar jugaba en Sporting Club (Córdoba) y casualmente Griguol había dejado de jugar y agarró la conducción de las divisiones inferiores de Rosario Central. “Yo me fui a probar, tenía 19 años, me prueba y dice ‘este flaco algo tiene’ y me dejó, me dio la pensión y después me puso Labruna en Primera, pero después también salimos campeones con Timoteo con la conducción de él en Rosario y después cuando dejo de jugar me lleva de ayudante de campo a Ferro, a River, y después ya me largué solo, tengo toda una historia con él”, nos contaba, añadiendo que tiene una relación con la familia de Timo, ya que “me conocen hace muchos años, él tiene cuatro hijas, yo las conozco a todas de chiquitas, ahora son todas grandes, nos quedó una relación, tal es así que el domingo hizo el cumpleaños ahí en Castelar, estaba toda la familia y estaba yo, es como si fuese mi viejo“.

Recordando un poco los años de Griguol como entrenador, el Cai revelaba que era muy tranquilo “pero con mucho carácter”, y no dejaba de hacer hincapié en que “fue un adelantado porque él hacía trabajos con todos los sistemas que se utilizan ahora, es increíble el adelanto que él tenía en todas las cosas y la visión que tenía para los trabajos”. Una de las anécdotas que nos contó fue que en un momento “nosotros formábamos con cuatro en el fondo, Eduardo Solari y yo en el medio, Aldo como un enganche y Bóveda, Cabral y Kempes, y después decían que Timoteo era defensivo“, agregando que en Ferro los trabajos eran parecidos, “jugábamos con 3 medios, 3 puntas … pero volviendo a lo de Timo para mí era un adelantado y es uno de los mejores entrenadores que dio nuestro fútbol“. Además reveló que le están haciendo una estatua en el club de Caballito y que la idea “es hacerle otra en Gimnasia y en Central”.

Yendo hacia la actualidad de nuestro fútbol, Aimar demostró su alegría por la elección de Bauza como DT de la Selección, “me parece un tipo muy serio, muy honesto, las figuras son los jugadores y no él, te dice siempre la verdad de las cosas que están pasando y me puso realmente muy contento que él sea el conductor”. Coincidió en que el elenco albiceleste tuvo un flojo rendimiento frente a Venezuela, pero lo relacionó con la falta de entrenamientos “porque todavía no vamos a ver un equipo del Patón, es imposible, trabajó tres días con diferentes tipos de cambios que tuvo que hacer en forma obligada en la ausencia de Messi y yo creo que ayer hizo un partido muy flojo y terminó totalmente desequilibrado, cosa que no es muy común en los equipos del Patón”.

Con respecto a Rosario Central, contó que lo sigue desde su lugar en Buenos Aires y que se llevó una grata sorpresa con Eduardo Coudet “porque es un chico joven y se largaba con Rosario Central, nada menos con una institución tan importante como la de Rosario donde lleva tanta gente y del peso que tiene esa camiseta, sin embargo lo supo manejar realmente muy bien y ha hecho campañas buenísimas”, destacando la forma de juego que propone y que “siempre va a la mayoría de las canchas a jugar de esa manera determinada, tratar de imponerse por encima del sistema del otro más allá si sos local o visitante”.

Por último, negó que haya un ensañamiento de los periodistas de Buenos Aires a la hora de opinar sobre los equipos rosarinos pero remarcó que, viviendo en Rosario y entendiéndolo una vez que llegó a Bs As, “vos jugabas con Boca o River y Central ganaba y el título de las revistas o los diarios decían perdió Boca o perdió Boca, no decían ganó Central“, algo que según el Cai lo entiende porque “esto en el fondo es un negocio, y el negocio te lo dan especialmente acá en Buenos Aires los Boca, River, San Lorenzo, Independiente, Racing, que son los equipos grandes acá en Buenos Aires, entonces muchas veces a uno le da bronca pero yo entendí que esto en definitiva en el fondo es un negocio”, concluyó.