¿Canje de uruguayos?

La temporada estival recién comienza a mostrar los primeros movimientos importantes. La crisis general obliga a la mayoría de las instituciones a cuidar el poco billete que hay en caja. Y la realidad financiera en Central no es ajena al mercado. A eso hay que sumarle que la política a ejecutar de ahora en más en Arroyito será contratar bajo la carátula a préstamo. Leonardo Fernández ya avisó que busca como primera medida un volante ofensivo. Un enganche. Hasta ahora no asoma ninguno. Pero todo indica que esta semana deberá haber sí o sí alguna noticia sobre este tema porque el tiempo apremia. En tanto, ayer trascendió que el plan estratégico dirigencial será consensuar la salida del uruguayo Santiago Romero a la brevedad. El fin es liberar el cupo de extranjero como anticipó Ovación para ir automáticamente a la carga del oriental Alvaro “Tata” González, quien seduce al técnico debido a su interesante currículum y porque además considera que tiene sólo a Maxi González en ese puesto.

Hasta ahora el canalla no inició ninguna gestión. Viene en cámara lenta en este aspecto. Sin embargo, buscará desde hoy caminar con un poco más de firmeza en el rubro de pases. En el borrador figura contactarse con sus pares de Nacional para analizar algunos temas precisos.

También está agendado charlar con Santiago Romero. En concreto, intentará rescindir el vínculo con el volante, que caduca en junio próximo. Pero como el entrenador auriazul no lo tendrá en cuenta, la teoría indica que no sería un obstáculo ponerle punto final al contrato del Colorado.

En realidad, Central tiene como meta liberar el cupo del volante uruguayo con la única finalidad de ir luego por otro jugador del vecino país. Lo quiere a Alvaro González. El mismo jugador de 32 años que cuenta con un recorrido muy importante en su carrera.

Tal es así que cuando a Leonardo Fernández le acercaron el nombre mediante un alto directivo canalla, el entrenador mostró sumo interés, pese a que a la vez dejó sentado que la prioridad es un enganche. La realidad marca que no será un trámite sencillo. Porque tiene que llegar primero a un acuerdo con Romero, quien a su vez ve con buenos ojos volver a Nacional porque quiere tener continuidad.

Luego tiene que ponerle sobre la mesa una tentadora propuesta a Alvaro González. El mediocampista ya avisó a su círculo íntimo que no tendría problemas de sumarse al canalla. Todo lo contrario. Busca mayor roce y alto nivel de competitividad porque apunta a ser convocado a la selección charrúa cuando sea momento del Mundial de Rusia 2018.

Pero antes de dar el sí que todos esperan por estos lares, la dirigencia auriazul tendrá que negociar con sus colegas del tricolor para cerrar un préstamo por una temporada en un monto que esté al alcance de la billetera canalla, que ya no está tan gorda.

Lógicamente que hay chances de adquirir los servicios del experimentado Tata González. Como también es verdad que todo dependerá de cómo se maneje el club desde lo económico y financiero. Porque sin billetes frescos ahora todo se complicará más.

Por: Ovación.