A 15 años de un clásico para la historia

Un día como hoy, pero del 2002, Luciano Figueroa y Tom Arriola cortaban con la racha de 22 años sin poder conseguir un triunfo en el Parque Independencia.

El Torneo Apertura 2002 contó con un gran arranque de Rosario Central, venciendo por la mínima a San Lorenzo en el debut, goleando 6 a 1 a Lanús como visitante, 5 a 2 a Gimnasia de La Plata en Rosario y 4 a 0 a Racing también en el Gigante, con un traspié en Bahía Blanca al caer 0-2 con Olimpo. Y si bien dicho certamen el Canalla terminaría 13º con 25 puntos, a 18 del campeón Independiente; hubo un partido que quedó marcado para la historia y que hasta hoy en día sigue siendo un recuerdo inolvidable, no para festejar ni mucho menos, sí para tenerlo presente.

El 1º de septiembre de aquel año, el equipo de César Luis Menotti visitaba a Nob en una nueva edición del clásico lugareño, con una particularidad: la última victoria de Central en el Parque había sido en el Metropolitano 1980 con gol de Jorge García, 22 años sin poder sumar de a tres en los terrenos municipales. Con los ánimos por las nubes por el buen comienzo que había tenido el equipo en el campeonato, el éxtasis fue abrumador cuando Baldassi pitó el final de lo que significó romper semejante racha negativa, con Luciano Figueroa y Tom Arriola como protagonistas de los goles.

Más de diez mil almas fueron partícipes de aquel momento con una fiesta en la tribuna y la posterior movilización por las calles de la ciudad, pasando por el Monumento a la Bandera y el mismísimo Gigante de Arroyito. Un recuerdo inolvidable que quedó marcado en la historia auriazul por la importancia del triunfo, que más allá de volver a dejar en claro la paternidad del Nuestro ante los rojinegros, fue en suelo ajeno con la dimensión de saber que durante 22 años eso no ocurría.

FICHA DEL PARTIDO

RESUMEN DEL PARTIDO